¡Las 24 horas del día!

¡Los 365 días del año!

Localización de fugas de agua con gas trazador

Como novedad, en Empordaqua hemos incorporado equipos de localización de fugas de agua con gas trazador y geófono, para localizar fugas en cualquier punto de la instalación, de forma rápida y con el mínimo de obra posible.

La mayoría de detectores de fugas son acústicos, en cambio, hay ocasiones en las que, simplemente, dejarnos guiar por el ruido de un escape no es suficiente. Algunos escapes son extremadamente pequeños, como pueden ser las fisuras en las tuberías que ocasionan un goteo inaudible por los sensores. El método del gas trazador consiste en la introducción de una mezcla de gas, compuesta por nitrógeno e hidrógeno, que actúa como gas trazador, en las tuberías o elementos que se vayan a inspeccionar. El hidrógeno se escapa por el escape y es detectado por el sensor especializado y altamente sensible. Se trata de un sistema totalmente seguro para su utilización en suministros de agua potable, ya que los gases que lo componen no son tóxicos ni corrosivos.

imatges-localitzacio-fuites-1
imatges-localitzacio-fuites-2

El uso del gas trazador puede aplicarse a redes de distribución de gas y agua, en tuberías domésticas, instalaciones de calefacción o piscinas.

Desde Empordaqua, teniendo en cuenta los aspectos anteriores, le ofrecemos un servicio de detección de fugas con gas trazador efectivo y confiable, al tiempo que le garantizamos la solución del problema y todas las medidas de seguridad en la realización del procedimiento.

Localización de fugas de agua con gas trazador

Como novedad, en Empordaqua hemos incorporado equipos de localización de fugas de agua con gas trazador y geófono, para localizar fugas en cualquier punto de la instalación, de forma rápida y con el mínimo de obra posible.

La mayoría de detectores de fugas son acústicos, en cambio, hay ocasiones en las que, simplemente, dejarnos guiar por el ruido de un escape no es suficiente. Algunos escapes son extremadamente pequeños, como pueden ser las fisuras en las tuberías que ocasionan un goteo inaudible por los sensores. El método del gas trazador consiste en la introducción de una mezcla de gas, compuesta por nitrógeno e hidrógeno, que actúa como gas trazador, en las tuberías o elementos que se vayan a inspeccionar. El hidrógeno se escapa por el escape y es detectado por el sensor especializado y altamente sensible. Se trata de un sistema totalmente seguro para su utilización en suministros de agua potable, ya que los gases que lo componen no son tóxicos ni corrosivos.

imatges-localitzacio-fuites-1
imatges-localitzacio-fuites-2

El uso del gas trazador puede aplicarse a redes de distribución de gas y agua, en tuberías domésticas, instalaciones de calefacción o piscinas.

Desde Empordaqua, teniendo en cuenta los aspectos anteriores, le ofrecemos un servicio de detección de fugas con gas trazador efectivo y confiable, al tiempo que le garantizamos la solución del problema y todas las medidas de seguridad en la realización del procedimiento.